Un falso lama acepta una condena de seis meses de ITB BARQUISIMETO 17/06/2024

Carlos H. O., un madrileño conocido como lama Losel, ha aceptado una condena de seis meses de prisión y pagar 20.000 euros a dos de sus exseguidores por haberles manipulado para que hicieran “todo tipo de acciones a su antojo”, como la entrega de un “diezmo” para comprar alimentos u objetivos, a hacerles creer que tenían que sacarse un microchip que les habían implantado extraterrestres en sus cuerpos. En la sentencia, a la que ha tenido acceso EL PAÍS, se considera probado que se hizo pasar por lama y que desde su asociación Sendero del viento, con sede en Sigüenza (4.300 habitantes, Guadalajara), empleó “técnicas de control de la personalidad”, “coercitivamente” contra los dos perjudicados. El acuerdo, rubricado el 27 de mayo, contempla que no entre en prisión si no delinque en dos años y compensa con los 20.000 euros a los perjudicados.

Carlos Bardavío, el abogado que ha representado a las víctimas, y la Red de Prevención del Sectarismo y del abuso de Debilidad (Redune) han celebrado esta sentencia como un triunfo que sentará jurisprudencia para otros casos. El falso lama Losel ha sido condenado por asociación ilícita y se le ha aplicado el artículo 515.2 del Código Penal, algo de lo que no tienen precedentes y que reconoce que se ha producido una “alteración o control de la personalidad” de las víctimas para conseguir los fines que el falso lama Losel pretendía.

Los dos seguidores denunciaron a Carlos H. O. en 2017 por un delito de estafa, lesiones y asociación ilícita. El juicio se ha celebrado siete años después, en el juzgado de lo Penal 1 de Guadalajara. El fiscal solicitó la libre absolución, pero el abogado de las víctimas, que ejercía la acusación particular, mantuvo que se había cometido un delito de asociación ilícita y reclamó seis meses de prisión y una indemnización de 20.000 euros para los perjudicados. La jueza Gema Martínez Mora dictó sentencia tras llegar a un acuerdo de conformidad.

En abril de 2010, Carlos H.O explicaba en una entrevista en el canal Paralelo 43 que era fontanero, pero que, tras sufrir una embolia, se había convertido en lama y había alcanzado las máximas titulaciones internacionales. Según explican algunos de los afectados, desde hace 20 años daba clases sobre espiritualidad y realiza conciertos de cuencos tibetanos y canto chamánico, así como terapias de sanación con cuencos, exorcismos o plegarias de liberación.

El perfil de las víctimas de sectas u organizaciones espirituales suele ser el de personas con incertidumbre, que buscan un bienestar personal, una salida profesional inmediata o padecen alguna enfermedad. Según las estimaciones de Luis Santamaría, teólogo y experto de la red iberoamericana que estudia el avance de estos fenómenos, hay 400.000 adeptos a diversos tipos de comunidades espirituales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

Suscríbete para seguir leyendo

Lee sin límites

_



Noticia Confirmada

Leer mas aquí

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: ITB BARQUISIMETO.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.