Un bar de París prohibió a los TikTokers después de volverse viral involuntariamente

París es una ciudad repleta de influencers y aficionados de las redes sociales, pero una pequeña parte parece estar harto. Folderol, un bar de vinos y heladería, ha acumulado 95 millones de visitas en TikTok, generando que muchos “TikTokers” comenzaran a frecuentarlo.

Sin embargo, Jessica Yang y Robert Compagnon, los dueños del bar, parecen no querer dicha atención y mucho menos que estos influencers se acerquen a su bar, por lo que han colocado un cartel en donde se prohíbe su entrada.

TikTokers no deseados

Un bar de París prohibió a los TikTokers después de volverse viral involuntariamente

Todo comenzó cuando la cantante Dua Lipa convirtió al bar en un fenómeno viral debido a un saludo. En una entrevista con Vogue Francia, la cantante mencionó que el lugar era uno de sus restaurantes favoritos y subió una foto de ella tomando vino en Folderol, aunque después la eliminó.

Aunque esto podría parecer fantástico, para el bar de vinos se convirtió en un martirio; cientos de TikTokers comenzaron a “invadir” el lugar de moda, instalándose en las calles, fuera del bar, con copas de vino y helado.

Compagnon declaró que ellos no tienen terraza, pero de repente la calle se convirtió en una “sala más” del bar, sentándose en el suelo. El revuelo fue tal, que incluso se generaron enfrentamientos con la policía, igual que enormes filas de cazadores de influencers que buscaban alguna fotografía, cosa que comenzó a alejar a los clientes habituales.

“Los clientes que regresan ya no regresarían. Te asusta un poco cuando lo único que te queda es un tipo de clientela que ahuyenta a los demás”.

La popularidad rápidamente se desbordó y Folderol debió establecer reglas: prohibieron a la gente comer y beber en la calle, pusieron un letrero de “no TikTok”, filmar, e incluso contrató por primera vez a un vigilante para controlar a la multitud.

Multitudes, problemas con la ley y un negocio desbordado

Un bar de París prohibió a los TikTokers después de volverse viral involuntariamente

El objetivo era, no solo reducir la cantidad de TikTokers fuera el bar, sino persuadir a la multitud:

“Tuvimos muchos problemas durante el verano con las multitudes. Es una calle muy tranquila, así que en cuanto pasan las 21:00 horas y había ruido, los vecinos se estaban volviendo locos. La policía vino por las quejas por el ruido”.

La repentina viralidad tomó a todos por sorpresa. Declararon que hacen pocas publicaciones en redes sociales, por lo que su presencia en línea es prácticamente inexistente.

El bar tampoco está preparado para la multitud; la cocina era demasiado pequeña, no podía prepararse adecuadamente y el personal se vio desbordado, además que el servicio era tedioso, ya que todos pedían lo mismo que Dua Lipa.

Sin embargo, Compagnon comentó que era complicado:

“Es como decir no al dinero. En realidad, no lo aplicamos. Sólo se trata de intentar equilibrarlo”.

Algunos de los intentos también han resultado contraproducentes. Algunos clientes han intentado romper las reglas, como uno de los videos que se filmó frente al bar, que decía “Si me dices que no haga algo, querré hacerlo más”.

El Folderol ya es conocido como “el bar de TikTok”, y los TikTokers se las ingenian para seguir grabando en el lugar. Así que los Compagnon siguen luchando para controlar la multitud alrededor del bar.



Noticia Confirmada

Leer más aquí

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: ITB BARQUISIMETO.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.