Milwaukee Bucks una maquina imparable con y sin Antetokounmpo ITB BARQUISIMETO 06/12/2023

Giannis Antetokounmpo regresó quemado del Eurobasket. Era su primera experiencia con la selección griega en más de tres años y se quedó lejos de la pelea por las medallas al caer ante Alemania en los octavos. “Al jugar tanto al baloncesto en los últimos años, necesitas tomarte un descanso no solo física, también mentalmente, alejarte del juego, pasar tiempo con tu familia, y simplemente sentarte en el sofá a comer Doritos. Suena mal, pero lo necesitas”, reconoció el dos veces MVP de la NBA antes de empezar la pretemporada. Tras una buena sesión de ganchitos y Netflix, el gigante heleno se quitó los fantasmas de Berlín de encima y volvió a la carretera para impulsar a los Milwaukee Bucks al mejor inicio de temporada de la historia de la franquicia. Con el 34 liderando en la pista, los campeones de 2021 han arrasado en sus ocho primeros partidos, superando la mejor marca del equipo, que comenzó con siete triunfos en 2018 y en 1971. Esta madrugada, con The Greek Freak descansando en el banquillo por unas molestias en la rodilla izquierda, los Bucks han subido el listón consiguiendo su novena victoria seguida ante Oklahoma City Thunder (108-94) para protagonizar el mejor inicio de un equipo desde los Golden State Warriors de la temporada 2015-2016, que ostentan el récord absoluto de un arranque de temporada con 24 partidos seguidos sin conocer la derrota.

Sin apenas un rasguño en casi un mes de competición, a pesar de que aún no han podido contar con el lesionado Chris Middleton, los Milwaukee Bucks son la única franquicia que queda invicta en la NBA. Conjuntos como los Sixers, los Nets o los Hawks han sufrido al mejor equipo del momento, que se ha impuesto con una media de 11,7 puntos de ventaja sobre sus rivales. Tras ocho partidos en los que Antetokounmpo exhibió unos números de MVP (32,6 puntos por encuentro, 12,9 rebotes y 5,8 asistencias), era el momento de que la estrella se tomara un descanso en la visita de los Thunder a Wisconsin. El ala-pívot sufría unas molestias en la rodilla izquierda después del último encuentro ante Minnesota y se quedó en el banquillo comiéndose unas palomitas mientras veía a los suyos hacer lo que mejor se les da: ganar.

Los de Oklahoma confiaban que la ausencia de la estrella les pondría más cerca una posible victoria, pero se toparon con un equipo coral, intenso en defensa y tremendamente dominador en la pintura. Los Bucks atraparon 61 rebotes por 47 de su rival. Brook López (25 puntos con 10 de 16 tiros de campo) y Bobby Portis (12 puntos y 21 rebotes) fueron suficiente para borrar a los Thunder. El español Serge Ibaka aportó ocho puntos, seis rebotes, dos asistencias y dos taponazos en 24 minutos en la pista.

Oklahoma aguantó el pulso durante el primer cuarto después de un gran arranque en el que llegaron a ir ganando por 10 puntos. Pero los Bucks reaccionaron, igualaron el encuentro haciendo valer su potente juego interior, y asestaron el golpe letal antes en el segundo cuarto con un parcial de 33 a 19 (67-53 en el marcador). Tras el descanso, a los Thunder les temblaron las piernas y en un santiamén, los Bucks pusieron 24 puntos de distancia gracias a un par de triples seguidos de Jevon Carter (88-64). Oklahoma llegó a acercarse a 10 puntos en el último cuarto (97-87), pero un nuevo arreón de Brook López (9 de sus 25 puntos en este tramo) acabaron con las esperanzas de la remontada. “Fear the Deer” (temed al ciervo) es el lema de este arranque de la NBA.

Los Celtics marcan un récord de triples

A casi 1.500 kilómetros de donde los Bucks firmaban su novena victoria seguida, los Celtics, el equipo que les eliminó en las semifinales de conferencia la temporada pasada, marcó un nuevo registro histórico en uno de los templos de la NBA, el Madison Square Garden de Nueva York. Los de Boston superaron a los Knicks (118-133) con 27 triples, récord de la franquicia, en 51 intentos (52,9% de acierto). Tras protagonizar la final de la NBA con más triples de la historia, el año pasado ante Golden State, los Celtics han hecho del perímetro su gran arma. Cada jugador de verde que saltó al parqué anotó por lo menos un triple, y los Jays, Tatum y Brown, sumaron seis bingos cada uno. Los 27 triples fueron dos más que el récord anterior del equipo, establecido contra los Philadelphia 76ers el 15 de febrero de este año, y dos menos que el récord absoluto de la NBA, establecido por los Milwaukee Bucks contra el Miami Heat el 29 de diciembre de 2020.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y Twitter, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.





Noticia Confirmada

Leer mas aquí

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: ITB BARQUISIMETO.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.