El descubrimiento de los cuerpos petrificados en Pompeya siempre ha sido un atractivo turístico para millones de visitantes cada año. Sin embargo, ¿qué pasaría si te dijera que no son realmente cuerpos, sino más bien impresiones de yeso hechas por arqueólogos en el siglo XIX?

La historia cuenta que la ciudad de Pompeya fue destruida por la erupción del Monte Vesubio en el 79 d.C. La lava y las cenizas cubrieron la ciudad y mataron a la mayoría de sus habitantes. 

Aunque muchos piensan que los cuerpos de piedra de Pompeya son los cadáveres petrificados de los ciudadanos romanos, en realidad se trata de moldes de yeso hechos a partir de las cavidades en la ceniza dejadas por los cuerpos en descomposición. 

Los cuerpos de piedra de Pompeya no son lo que.webp ITB BARQUISIMETO 06/12/2023
“Una víctima de Vesuvio, cuya huella corporal está preservada en pómez”. El yeso vertido en el “molde” resultante puede recrear una impresión del cuerpo en el momento de la muerte. Crédito de la imagen: Fer.filol. Wikimedia Commons. Dominio público.

La creación de los moldes de yeso se remonta a las excavaciones llevadas a cabo en el siglo XIX por el arqueólogo italiano Giuseppe Fiorelli. Durante el proceso, los excavadores descubrieron que el material volcánico que cubría a las víctimas había dejado huecos que reproducían la forma exacta de los cuerpos en el momento de su muerte. Al llenar estos huecos con yeso, Fiorelli pudo hacer moldes que representaban con gran detalle la forma y posición de los cuerpos.

Los moldes de yeso se convirtieron en una de las formas más populares para mostrar la muerte en Pompeya debido a la gran cantidad de vacíos que dejaron los cuerpos en descomposición. Fue gracias a la visión y la habilidad de los arqueólogos italianos del siglo XIX que se logró dar vida a estas formas vacías con los moldes de yeso.

Además, los moldes de yeso también revelan mucho sobre la vida cotidiana de los antiguos ciudadanos de Pompeya, desde la forma en que se vestían y se peinaban hasta lo que comían y bebían. Los moldes muestran personas en poses que indican que estaban comiendo, durmiendo, corriendo, orando, entre otras actividades.

En definitiva, aunque los moldes de yeso no son cuerpos de piedra como comúnmente se piensa, siguen siendo una forma conmovedora y fascinante de representar la vida y la muerte en la antigua Pompeya.



Noticia Confirmada

Leer más aquí

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: ITB BARQUISIMETO.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.