Israel rechaza decision de EEUU de pausar algunos envios de ITB BARQUISIMETO 20/05/2024
La decisión de Biden siguió a las discusiones con Israel sobre cómo “operará de manera diferente contra Hamás. Foto: Pixabay

Funcionarios israelíes expresaron su disconformidad este jueves 9 de mayo con la decisión del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, de pausar el envío de algunas armas a Israel, en medio de la preocupación por su plan de expandir una

que el país norteamericano no apoya.

El embajador israelí ante las Naciones Unidas, Gilad Erdan, calificó la medida como “una declaración difícil y muy decepcionante de escuchar de un presidente al que hemos estado agradecidos desde el comienzo de la guerra”.

Biden le dijo a CNN en una entrevista transmitida el miércoles por la noche que Estados Unidos continuaría suministrando a Israel armas defensivas, como municiones para su Cúpula de Hierro.

“Dejé claro que si van a Rafah -aún no han ido a Rafah- si van a Rafah, no les proporcionaré las armas que se han utilizado históricamente para tratar con Rafah, para tratar con ciudades, que tratar ese problema”, dijo.

La decisión de Biden siguió a las discusiones con Israel sobre cómo “operará de manera diferente contra Hamás allí, con respecto a lo que han hecho en otras partes de Gaza”, dijo un importante funcionario de la administración en un comunicado enviado a la VOA. El funcionario habló bajo condición de anonimato para discutir el delicado asunto.

Un ataque terrestre contra Rafah, en la parte sur de Gaza, pondría en peligro la vida de 1,3 millones de civiles que fueron evacuados de las partes norte y central del territorio para buscar seguridad de la respuesta militar de Israel al ataque de Hamás del 7 de octubre contra Israel.

Funcionarios de la administración han dicho en repetidas ocasiones que Estados Unidos no apoyará una invasión de Rafah a menos que Israel proporcione un plan creíble sobre cómo protegería a los civiles. En una llamada telefónica del 4 de abril, Biden advirtió al primer ministro Benjamín Netanyahu que retendría la ayuda militar a menos que Israel cambie su conducta bélica.

Las deliberaciones sobre la retención de armas comenzaron en abril, cuando Israel parecía estar más cerca de tomar una decisión sobre Rafah, dijo el funcionario. Desde entonces, los israelíes “no han abordado plenamente nuestras preocupaciones”, y la decisión de pausar la transferencia de armas se ejecutó “la semana pasada”.

Se suponía que el cargamento consistiría en 1.800 bombas de 907 kilogramos (2.000 libras) y 1.700 bombas de 226 kilogramos (500 libras). El gobierno dijo que está principalmente preocupado por el “uso final de las bombas de 2.000 libras y el impacto que podrían tener en entornos urbanos densos como hemos visto en otras partes de Gaza”.

El funcionario dijo que otros equipos bajo revisión incluyen kits de municiones de ataque directo conjunto que convierten a las bombas de caída libre en bombas guiadas de precisión.

Los envíos suspendidos se retiran de fondos previamente asignados, no de las asignaciones suplementarias que el Congreso aprobó en abril.

“Estamos comprometidos a garantizar que Israel obtenga cada dólar asignado en el suplemento”, dijo el funcionario, destacando la reciente aprobación de armas y equipos por valor de 827 millones de dólares, el último tramo de financiamiento militar extranjero.

La pausa marca la primera vez que Estados Unidos aprovecha una transferencia de armas para influir en la conducta bélica de Israel desde el ataque terrorista de Hamás el 7 de octubre.

El expresidente Donald Trump acusó a Biden en una publicación en las redes sociales el jueves temprano de “ponerse del lado” de Hamás.

Los miembros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos del Partido Demócrata de Biden elogiaron la medida, incluida la representante Ayanna Pressley, quien dijo que Estados Unidos “tiene una clara obligación de detener la masacre de civiles inocentes”.

El representante demócrata Seth Moulton dijo que estaba aún más escéptico sobre el plan de Israel para Rafah, después de reunirse con el embajador israelí.

“Siempre he dicho que Israel debe derrotar a Hamás. La pregunta es si invadir Rafah en última instancia ayuda o perjudica esa causa”, dijo Moulton. “Apoyo la decisión del presidente Biden”.

Los legisladores se oponen

En una audiencia en el Senado el miércoles, el secretario de Defensa de Estados Unidos, Lloyd Austin, dijo a los legisladores que el gobierno no había tomado una determinación final sobre cómo proceder con el envío, “en el contexto de los acontecimientos que se desarrollan en Rafah”.

El anuncio fue bien recibido por los demócratas progresistas, pero criticado por los legisladores republicanos.

El senador demócrata Peter Welch elogió a la administración Biden por pausar las entregas de “bombas que han devastado Gaza”.

“Estados Unidos debe seguir apoyando el regreso de los rehenes retenidos por Hamás, promover la estabilidad regional y combatir el antisemitismo, pero no deberíamos darle a Israel bombas de 2.000 libras”, explicó Welch.

“La aparente incapacidad del presidente para mantener a las voces más radicales de su flanco izquierdo fuera de la Sala de Situación no es sólo una vergonzosa abdicación del liderazgo, es peligrosa”, dijo el líder de la minoría republicana en el Senado, Mitch McConnell.

El senador republicano Lindsey Graham calificó la medida de “absurda”.

“¿Quieres microgestionar la guerra? Lanzamos dos bombas atómicas sobre los japoneses después de Pearl Harbor. ¿Alguien en Estados Unidos realmente se preocupó por eso?”, dijo.

McConnell y el presidente republicano de la Cámara de Representantes, Mike Johnson, enviaron una carta exigiendo respuestas de la administración Biden sobre por qué había retrasado la entrega de armas.

Los informes de la pausa en el envío de armas surgieron por primera vez el martes, el mismo día en que el presidente Biden reiteró su apoyo a Israel.

“Mi compromiso con la seguridad del pueblo judío, la seguridad de Israel y su derecho a existir como un estado judío independiente es férreo, incluso cuando no estamos de acuerdo”, dijo en un apasionado discurso el martes para honrar la memoria de los seis millones de judíos asesinados durante el Holocausto y otras víctimas de la persecución nazi.

Israel es el mayor receptor de ayuda estadounidense, casi 4.000 millones de dólares al año, la mayor parte en forma de asistencia militar.

“El contribuyente estadounidense ha subsidiado la crisis humanitaria fabricada por Israel en Gaza”, dijo Ari Tolany, director de asistencia de seguridad, comercio de armas y tecnología en el Centro de Política Internacional. “Si la administración continúa armando y entrenando a Israel pase lo que pase, Israel no tiene ningún incentivo para cambiar su comportamiento”, comentó a la VOA.

La decisión se produce tras una serie de acontecimientos ocurridos en los últimos días en relación con la posibilidad de un alto el fuego en Gaza.

Un acuerdo para poner fin a las hostilidades, junto con la liberación de los rehenes retenidos por Hamás para los palestinos detenidos en cárceles israelíes, parecía estar al alcance de la mano el lunes, cuando Hamás dijo que había aceptado los términos de la tregua. El primer ministro Benjamin Netanyahu rechazó esa versión del acuerdo y ordenó a las fuerzas israelíes llevar a cabo una “operación limitada” en el este de Rafah.

Informe al Congreso

Al mismo tiempo, el gobierno no cumplió con la fecha límite del miércoles para presentar un informe al Congreso sobre si Israel está violando el derecho humanitario al usar armas suministradas por Estados Unidos en la guerra de Israel contra Hamás.

El portavoz del Departamento de Estado, Matthew Miller, dijo durante la sesión informativa del martes que el Memorándum de Seguridad Nacional “no se transmitirá hoy. Seguimos trabajando para finalizar el informe. Esperamos entregarlo en un futuro muy cercano”.

En virtud del Memorando de Seguridad Nacional 20 (NSM20), emitido en febrero, Biden ordenó a los departamentos de Estado y de Defensa que informen al Congreso en un plazo de 90 días sobre si los socios estadounidenses a los que se les proporcionaron armas estadounidenses han cumplido con las leyes internacionales y estadounidenses.

Eso incluye las Leyes Leahy, dos disposiciones legislativas que llevan el nombre del senador Patrick Leahy y que obligan a Estados Unidos a cortar la asistencia a cualquier unidad militar o policial extranjera si determina que hay evidencia creíble de violaciones de derechos humanos.

Israel proporcionó sus garantías de cumplimiento de la NSM20 en marzo, y el Departamento de Estado debía informar al Congreso el miércoles si considera creíbles las garantías de Israel.

La demora podría deberse a un “desacuerdo sustantivo que se está resolviendo o simplemente a la burocracia regular”, en lugar de un esfuerzo por crear una presión adicional sobre Israel, dijo Josh Paul, ex director de la agencia del Departamento de Estado que se ocupa de las transferencias de armas.

“Pero veremos qué dice el informe”, dijo Paul a la VOA. “Si se convierte en un retraso prolongado, eso podría ser indicativo de una reescritura”.

Grupos de derechos humanos y observadores independientes han pedido durante semanas la suspensión de las transferencias de armas estadounidenses a Israel, alegando que se han utilizado en violación del derecho internacional humanitario y de los derechos humanos.

En abril, Paul, junto con otros ex funcionarios de la administración y académicos, presentó un informe en el que detallaba lo que calificó como ataques israelíes ilegales contra civiles usando armas estadounidenses.

Amnistía Internacional presentó un informe similar antes de la fecha límite del MNS20.



Noticia Confirmada

Leer mas aquí

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: ITB BARQUISIMETO.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.