El exgerente de la empresa pública Imelsa, Marcos Benavent , durante un juicio por las piezas de los llamados 'zombies' de Imelsa en la Audiencia de Valencia.
El exgerente de la empresa pública Imelsa, Marcos Benavent , durante un juicio por las piezas de los llamados ‘zombies’ de Imelsa en la Audiencia de Valencia.Mònica Torres

La primera pieza del caso Imelsa ya tiene sentencia. La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a siete años y diez a meses de cárcel a Marcos Benavent, el ex alto cargo del PP valenciano que grabó en secreto durante años sus presuntas corruptelas y las de sus compañeros del PP para después entregarlas a la justicia. Benavent, que se autodefinió como yonqui del dinero, era el gerente de la empresa pública Imelsa de la Diputación de Valencia y personal de confianza de su presidente, Alfonso Rus.

El fallo ha avalado las grabaciones a diversas personas que él mismo realizó, que son base de casi todas las piezas que como esta cuelgan del caso Taula y de los que, tras cambiar de abogado justo antes de la celebración de este juicio, renegó. Benavent aseguró que él mismo los había manipulado y su defensa y otras habían puesto en cuestión la cadena de custodia de los mismos e incluso su volcado en los juzgados. El fallo, en cambio, los avala, lo que marcará el resto de causas.

La sentencia, en cambio, absuelve tanto al exvicepresidente de la Diputación y exalcalde de Moncada, Juan José Medina, como a su partido, el PP, que estaba acusado como responsable civil subsidiario y no se considera probado que Imelsa se hiciera cargo, mediante sobrecostes, de facturas de la empresa Thematica Events, de la que era co-propietario secreto Benavent, de gastos electorales de las elecciones locales de 2007 y generales de 2008. “No se ha acreditado que el pago de los servicios prestados por la entidad Thematica Events y entidades subcontratadas en las campañas electorales se haya realizado por Imelsa a cargo de sobrecostes”, asegura el fallo.

Benavent, cazado

La sentencia apunta a que desde que fue nombrado por Rus gerente de Imelsa, junto con su socio Rafael García Barat, también condenado a nueve años de prisión, “se concertaron y, siguiendo un plan preconcebido, comenzaron a utilizarla para sus fines personales, amañando adjudicaciones de contratos de forma fraudulenta, para aprovecharse económicamente de los contratos en su propio y particular beneficio, lo que ha supuesto el desvío de fondos públicos y perjuicio patrimonial a la Administración pública”.

Amaño en el Ayuntamiento

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete

La condena a García Barat incluye también haber amañado a favor de Thematica y otra empresa suya la adjudicación de varias ediciones del servicio de Bibliobus para las pedanías junto con Francisca Tamarit Vallés, jefa de servicio de Acción Cultural de la Concejalía de Cultura. “La actuación de la acusada Tamarit Vallés estaba presidida por la voluntad de favorecer el enriquecimiento del acusado Rafael García Barat por la adjudicación fraudulenta de las contrataciones”, explica.



Noticia Confirmada

Leer mas aquí

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: ITB BARQUISIMETO.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.