La Guardia Civil ha detenido en Madrid a siete personas de una banda de ladrones de limosnas en iglesias de pueblo, que han asestado al menos 21 golpes, mayoritariamente nocturnos, en otros tantos templos de municipios de Salamanca, Toledo y Madrid. La red se desplazaba en coches de alquiler hasta zonas despobladas o escasamente pobladas para adentrarse en las iglesias, causando grandes destrozos, para llevarse el dinero del cepillo y otras donaciones, generalmente joyas entregadas a la caridad por feligreses. Los robos en templos de las España deshabitada se han convertido en una especie de moda criminal. El año pasado, por ejemplo, fue arrestada una pareja de cántabros que robó los óbolos de 93 iglesias de Cantabria, Asturias y Palencia y al mes siguiente templos de Alicante y Murcia sufrieron una oleada de atracos. Los ahora detenidos tenían en su poder cuando fueron arrestados 77 kilos de marihuana.

La actuación de la Guardia Civil de Salamanca comenzó a desarrollarse el pasado marzo de 2023, a raíz de la denuncia de varios robos en iglesias de siete localidades de la provincia de Salamanca. El sistema era siempre el mismo, pues los autores accedían a las iglesias sin temor a ocasionar importantes daños en el edificio o en los patrimonios religiosos. Después, buscaban los cepillos y las sacristías y se llevaban el dinero allí acumulado, un total de 20.000 euros en los siete casos analizados por los investigadores salmantinos. Las pesquisas de los agentes acreditaron que la organización tenía su base en Madrid, según una nota de la Guardia Civil. Una vez localizados, se pudo comprobar que el grupo delictivo, integrado por seis hombres y una mujer, se desplazaba a los lugares que les interesaban a bordo de coches de alquiler para tratar de despistar a las autoridades.

Los siete detenidos se alojaban en hostales cercanos a los municipios donde perpetraban los robos para, a continuación de obtener el botín, dirigirse de nuevo a su lugar de residencia. Los siete fueron detenidos en el barrio madrileño de Villaverde y durante los registros fueron aprehendidos 77 kilos de marihuana, gran cantidad de herramientas, numerosas joyas, armas blancas, armas cortas simuladas, dos armas largas detonadoras manipuladas para hacer fuego y un arma fabricada artesanalmente “con capacidad para realizar fuego real del calibre 22 milímetros junto a 29 cartuchos”. La operación ha sido llevada a cabo por miembros de la Unidad orgánica de la Policía Judicial de la Guardia Civil de Salamanca y contó con apoyo de la Unidad de Seguridad Ciudadana de Madrid.

Los delincuentes tenían entre 18 y 54 años y han sido acusados de delitos de robo con fuerza, robo en interior de vehículos, tráfico de sustancias estupefacientes, tenencia ilícita de armas y pertenencia a grupo criminal. Además de los siete golpes en la provincia de Salamanca, se les atribuye su participación en un total de 14 hechos delictivos cometidos en las provincias de Madrid y Toledo además de los robos en las localidades salmantinas. La investigación sigue abierta por si se pudiera esclarecer con ella más robos de estas características en iglesias de municipios escasamente habitados, donde muchas veces no hay ni las medidas de seguridad adecuadas ni la presencia de testigos para impedir estas acciones ilegales.

Lo que más afecta es lo que sucede más cerca. Para no perderte nada, suscríbete.

Suscríbete



Noticia Confirmada

Leer mas aquí

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: ITB BARQUISIMETO.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.