Biden promete millonarias inversiones en cumbre con lideres latinoamericanos ITB BARQUISIMETO 02/03/2024

Reunido en la Casa Blanca con sus contrapartes de Costa Rica, Uruguay, Perú, Chile, Colombia, Ecuador, República Dominicana, Canadá y Barbados. Foto: X @POTUS

El presidente de Estados Unidos Joe Biden, anunció este viernes 3 de noviembre nuevas estrategias conjuntas que garantizarán la inversión de millones de dólares en proyectos sostenibles en América Latina, la formación de capital humano y soluciones migratorias, en la primera cumbre de Líderes de la Alianza para la Prosperidad Económica de las Américas en Washington.

Reunido en la Casa Blanca con sus contrapartes de Costa Rica, Uruguay, Perú, Chile, Colombia, Ecuador, República Dominicana, Canadá y Barbados, Biden anunció la puesta en marcha de “esfuerzos redoblados para movilizar soluciones financieras en las Américas”, que incluyen una nueva plataforma de inversión que canalizará “miles de millones de dólares hacia la construcción de infraestructura sostenible”, dijo.

Esta iniciativa estará organizada por el gobierno de EEUU y el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) y también está pensada para fortalecer “cadenas de suministro críticas” en la región.

Biden también adelantó que dentro de la Alianza, que incluye también a México y Panamá, establecerán “un fondo para la naturaleza para ver más inversiones en soluciones climáticas basadas en la naturaleza, como canjes de deuda por naturaleza y bonos azules y verdes”, al tiempo que mencionó el reciente ejemplo de Ecuador.

Además informó sobre el lanzamiento de un programa “acelerador” de capacitación para ayudar a “empresarios prometedores a desarrollar y financiar sus ideas”.

“Este es un ejemplo de lo que podemos lograr cuando trabajamos juntos. Canadá se une a EEUU con la financiación y lanzamiento del (programa) acelerador y Uruguay lidera la creación de una red de “inversores ángeles” que movilizan capital de riesgo de todo el mundo para apoyar el programa”, explicó el presidente estadounidense.

Reforzar la cooperación regional en migración


Por último, Biden anunció que la reunión de líderes mantiene un “enfoque regional para compartir la responsabilidad de gestionar los desafíos de los flujos migratorios sin precedentes” con una estrategia común.

Biden destacó que planean “trabajar juntos para estabilizar las poblaciones de migrantes”, lo que incluirá garantizar que las comunidades que acojan a migrantes y refugiados “puedan permitirse el lujo de recibirlos y también cuidar de ellos”.

En este compromiso participan Estados Unidos, Canadá y España, a través del mecanismo de subvenciones y migración del BID, para apoyar “servicios críticos necesarios para que las comunidades vivan con seguridad”.

El mandatario estadounidense reiteró en que continúan ampliando las vías legales para promover una migración segura y ordenada, “proporcionando permisos de trabajo para permitir que los inmigrantes contribuyan a nuestra economía”, a los que considera un “activo crítico” para todos los países de la región, eso unido a “leyes de inmigración humanas y efectivas”.

“Somos un país de inmigrantes, con 63 millones de latinos y millones más con raíces en el Caribe que están fortaleciendo comunidades en todo los EEUU. (…) Lo que tenemos que hacer es seguir adelante y cumplir con una visión positiva que todos compartimos por una razón en un mundo seguro, próspero y democrático desde el extremo norte de Canadá hasta el extremo sur de Chile”, subrayó Biden.

Gabriel Boric de Chile, Rodrigo Chaves de Costa Rica, Guillermo Lasso de Ecuador, Luis Abinader de República Dominicana, Luis Lacalle Pou de Uruguay y Dina Boluarte de Perú, están entre los jefes de Estado que dialogaron con Biden desde la mañana en la residencia presidencial. Un día antes, todos participaron en un foro de negocios organizado por el BID.

También asiste al encuentro el mandatario de Colombia, Gustavo Petro, y los primeros ministros de de Canadá, Justin Trudeau y Barbados, Mia Mottley. México estarán representado por su canciller, Alicia Bárcena.

Durante el encuentro, el gobierno estadounidense se ha propuesto “profundizar la integración económica en nuestro hemisferio, impulsar un crecimiento económico más inclusivo y sostenible, y abordar los impulsores económicos subyacentes de la migración irregular”, según informó la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre.

El jueves, previo a la cumbre, Boric y Abinader tuvieron reuniones individuales con Biden en las que aseguraron hubo “avances” en oportunidades económicas para cada uno de los países. El mandatario de Chile detalló que discutieron, además, “la situación geopolítica mundial”, mientras el presidente dominicano se enfocó en temas como la corrupción y desafíos climáticos.

EEUU, un socio confiable para América Latina

La alianza fue anunciada por Biden en junio de 2022 durante la Cumbre de las Américas celebrada en Los Ángeles como un “acuerdo histórico” para impulsar el crecimiento de la economía en el hemisferio que representa el 31,9 % del Producto Interno Bruto mundial.

“Hay muchas expectativas sobre lo que se anunciará como resultado de esta reunión, dado que ha pasado más de un año desde que se anunció por primera vez la alianza”, dijo a la Voz de América Jason Marzack, director sénior del Centro para América Latina del Atlantic Council, un centro de pensamiento en Washington.

Marzack explicó que esta cumbre podría “demostrar” que “la asociación de EEUU con la región no puede basarse en acciones de décadas pasadas, sino que necesita ser renovada significativamente para poder hacer frente no sólo al mayor crecimiento de China en la región, sino también a la naturaleza fundamental en la que se encuentra el mundo”.

El encuentro en la Casa Blanca llega luego de que, en julio, la Unión Europea prometiera en la reunión de la CELAC, invertir 45.000 millones de euros en planes de financiamiento para contrarrestar la presencia china en la región.

En el caso de EEUU, según Marzack, las inversiones podrían no igualarse “dólar por dólar a China porque China no es un sistema capitalista”. El experto detalló que “donde podemos aprovechar el liderazgo estadounidense en la región es en financiamiento adicional e inversión, pero también los tipos de proyectos y los valores de esos proyectos”.

A pesar de que la alianza no está basada en la migración, el tema será eje importante de las conversaciones en la Casa Blanca debido a sus consecuencias económicas.

“Eso está ligado a la migración porque, en última instancia, para un país que envía inmigrantes, habrá menos inmigrantes que lo abandonarán cuando la economía sea aún más fuerte”, concluyó Marzack.

La Organización Internacional para las Migraciones (OIM), estima que “la migración hacia América del Norte es un rasgo fundamental de la región de América Latina y el Caribe”. En 2020 residían en el norte del continente más de 25 millones de migrantes de esta región.

Esta cumbre ocurre un día después del histórico foro organizado por el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en Washington, en el que jefes de Estado destacaron las oportunidades de inversión y la integración económica regional, pero también la necesidad de que EEUU aplicara una política diferenciada de acuerdo a cada país.





Noticia Confirmada

Leer mas aquí

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: ITB BARQUISIMETO.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.