Este 23 de enero, cuando se cumple un aniversario más del fin de la última dictadura del siglo pasado, nos encuentra a los venezolanos demócratas solicitando la realización de elecciones libres, limpias, justas y supervisadas, como debe ser, por organismos internacionales y no por representaciones de dictaduras.

Así lo manifestó el exparlamentario y dirigente social Simón Yústiz, quien adicionalmente dijo que hace precisamente 66 años nos encontrábamos igual que ahora: sometidos a un régimen que no toleraba la disidencia y por esa misma circunstancia reprimía a los partidos políticos y organizaciones sindicales, que reclamaban los derechos de los trabajadores y, en general, de los ciudadanos.

Ese pueblo de 1958 es el mismo de hoy, conformado por venezolanos descendientes de aquellos que hace 66 años desafiaron a la dictadura de Marcos Pérez Jiménez y su camarilla como a la fecha están cansados del régimen de Nicolás Maduro, que ha destruido la principal empresa petrolera y su complejo refinador de Paraguaná, el más importante del mundo por haber tenido la mayor capacidad operativa y permitido ser Venezuela, hasta poco después de la  llegada al poder de Hugo Chávez, puntal de la industria en Sudamérica. 

En aquel entonces, el Partido Comunista y Acción Democrática eran los principales partidos que luchaban por las reivindicaciones y la dictadura militar no sólo impedía su funcionamiento, sino que perseguía a sus dirigentes y militantes, los encarcela, los sometìa a torturas físicas que en muchas ocasiones causaban la muerte y, además, el cuerpo represivo de la Seguridad Nacional mataba a sangre fría. No hay diferencia con lo que sucede hoy día en el mismo país.

Aquel 23 de enero, la gente salió a la calle a celebrar que en el avión presidencial había huido a República Dominicana, donde había otra dictadura, Marcos Pérez Jiménez y su camarilla. Se iniciaba así un proceso democrático, en el cual además de los partidos mencionados, surgieron otras organizaciones políticas y la ciudadanía pudo tener oportunidad de elegir a sus mandatarios.

Ya en este siglo un solo partido y sus satèlites han tenido el control del país, pero lo han sumido en la mayor crisis económica en el mundo, con trabajadores devengando el salario más miserable y con los peores servicios públicos, además de una corrupción que ningún otro país ha sufrido y en la cual un solo funcionario es responsable de haber hecho desaparecer más de 30 mil millones de dólares, los cuales habrían resuelto todos los problemas de los veintitantos millones de venezolanos que aún subsistimos porque más de siete millones se encuentran en el exterior, porque no soportaron las penurias.

Este día debe llevarnos a pensar que el rescate de la democracia es la obligación de quienes creemos que podemos sacar adelante el país, que se pueda vivir sin esta zozobra que nos agobia porque los alimentos son inalcanzables para la mayoría de las familias pobres y tengamos la posibilidad de que cada persona pueda desarrollarse y lograr ingresos dignos para sus necesidades y las de sus familiares.

El 23 de enero debe ser otro despertar del pueblo por la democracia y recordar aquellas frases que repetían nuestros padres y abuelos; ya tenemos democracia con toda su gracia y majestad, con popularidad que no se compra en farmacia, concluyó sus declaraciones Yústiz al hablar con El Impulso.

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí



Noticia Confirmada

Leer mas aquí

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: ITB BARQUISIMETO.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.