– Publicidad –

No pueden los funcionarios del gobierno y del partido oficialista estar amenazando y acusando a dirigentes de la oposición, o a cualquier ciudadano, de ser traidores de la patria por el solo hecho de no comulgar con el credo chavista-madurista.

Así lo expresó el profesor Pedro Pablo Alcántara, en su condición de coordinador de la organización Democracia y Libertad, al referirse a las amenazas que ha proferido  y repetido contra María Corina Machado y a las detenciones que se han practicado contra dirigentes de partidos y movimientos políticos.

– Publicidad –

No puede ser el delito de traición política un instrumento para la persecución política, que es lo que se está haciendo a mansalva, porque primero se desacredita a los ciudadanos diciendo a la población que el señalado o los señalados son eventuales traidores a la patria sin prueba alguna.

En segundo término, constituye un hecho gravoso para la reputación de la persona y su buen nombre. 

Tercero, debe ser parte de un procedimiento en el cual no debe abusar quien hace la denuncia  por su condición política y afín al gobierno. Caso concreto, el del diputado del mazo cavernario, que reencarna  la  vieja caricatura de “Trucutú”.

Alcántara precisó que la  categoría de traición a la patria es una instancia que se utiliza de naturaleza legal, pero  con garantía de previo proceso.

Todos los procesos judiciales en Venezuela deben ser realizados con garantías para los ciudadanos: 

1) debido proceso.

2) acceso a la causa.

3) remisión del caso al Ministerio Público.

4) conciliación en este órgano.

5) análisis preliminar del juez, y si se encuentran elementos de convicción suficientes es cuando opera ese tipo de acusaciones como un juicio de garantías.

La Constitución del 99 garantiza derechos destinados a darle a los ciudadanos todas las oportunidades para que se defienda en las instancias judiciales respectivas.

Por último, Alcántara dijo que las amenazas del diputado y vicepresidente del Psuv son una retaliación  y no como un acto delictivo. De manera que no se puede estar implantando arbitrariamente el derecho penal del delito de traición a la patria por no estar de acuerdo con las políticas del gobierno.

(Para los jóvenes que no saben quién era Trucutu (nombre en inglés Alley oop), este era un personaje de una tira cómica, que vivía en el reino de Guzilandia, andaba todo el tiempo con un mazo de piedra y tenía como mascota un dinosaurio, sobre él cual montaba en el tiempo de las cavernas, explica el profesor Alcántara).

Pulsa aquí para apoyar la libertad de expresión en Venezuela. Tu donación servirá para fortalecer nuestra plataforma digital desde la redacción del Decano de la Prensa Nacional, y así permitir que sigamos adelante comprometidos con la información veraz, como ha sido nuestra bandera desde 1904.

¡Contamos contigo!

Apóyanos aquí

– Publicidad –



Noticia Confirmada

Leer mas aquí

0 comentarios

Deja una respuesta

Marcador de posición del avatar

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Información básica sobre protección de datos Ver más

  • Responsable: ITB BARQUISIMETO.
  • Finalidad:  Moderar los comentarios.
  • Legitimación:  Por consentimiento del interesado.
  • Destinatarios y encargados de tratamiento: No se ceden o comunican datos a terceros para prestar este servicio.
  • Derechos: Acceder, rectificar y suprimir los datos.
  • Información Adicional: Puede consultar la información detallada en la Política de Privacidad.